• MundoNet Radio Team

Comediante se burla del maquillaje y la apariencia de Sarah Sanders?


La comediante Michelle Wolf fue la gran protagonista de la Cena de los Corresponsales celebrada el sábado en ausencia del presidente. El foco de sus chistes, en parte, fue la secretaria de prensa de Trump, una de las pocas asistentes del gabinete.

Sarah Huckabee Sanders, la secretaria de prensa del presidente Trump atendió a la Cena de los Corresponsales y tuvo que soportar fuertes chistes y críticas.Reuters

Las bromas que la comediante Michelle Wolf hizo sobre la secretaria de prensa de Donald Trump, Sarah Huckabee Sanders, durante la Cena de los Corresponsales llevada a cabo el pasado sabado en la noche, han levantado una fuerte polémica en las redes sociales tanto de los periodistas y políticos que asistieron a la gala como en las de los que no.

Trump calificó de "una vergüenza" la cena de corresponsales y "asqueroso" el monólogo de Wolf.

El domingo por la noche la presidenta de la asociación de corresponsales de la Casa Blanca, Margaret Talev, no se disculpó por el acto de Wfold, pero ella dijo que no estaba en consonancia con la misión del grupo.

Incluso periodistas de medios que han mostrado una postura crítica frente al gobierno del presidente Trump, como es el caso de Maggie Haberman, del New York Times, lanzaron comentarios de asombro mientras se transmitía en vivo la cena.

“Que la secretaria de prensa se haya sentado y sobrellevado las fuertes críticas sobre su apariencia física, su desempeño laboral y muchos más en lugar de abandonar la sala fue impresionante”, manifestó la periodista que de inmediato desencadenó una avalancha de comentarios de parte y parte.

Sus comentarios se hicieron aún más virales cuando el propio padre de Sanders, el gobernador Mike Huckabee, le dio sus agradecimientos sinceros a la periodista por denunciar el vil ataque que había sufrido su hija “Ella lo sobrellevó con mucho profesionalismo, pero ruego para que sus hijos nunca pasen por eso y ruego por ella nunca le haga bullying a otra persona como lo hizo”.

Efectivamente, Sarah Sanders, sentada en primera fila, recibió con una cierta neutralidad los comentarios de Wolf. Ella estaba en la cena en representación del presidente que por segunda vez decidió no asistir y se fue en cambio a un rally en Michigan.

“Realmente me gusta Sarah. Creo que es muy ingeniosa. Incinera los hechos y luego usa esa ceniza para crear un maquillaje ahumado perfecto. Tal vez ella nació así, tal vez sea todo mentiras. Probablemente sean mentiras", fueron uno de los comentarios más discutidos junto a otros que la compararon con la polémica Tía Lydia de la serie ‘Handmaid’s Tale’ o que la equipararon a una entrenadora de softball: “Nunca estoy segura si Sanders va a dividir los reporteros en equipos de softbol, si va a contar un "montón de mentiras", o a dar una conferencia de prensa”.

Aunque ante las críticas, la comediante explicó que todas las bromas habían sido sobre su “despreciable comportamiento” y no sobre su apariencia, muchos conservadores, pero no solo ellos, mostraron indignación. “Mujeres atacando a otras mujeres conservadoras por su apariencia y su trabajo es una vergüenza”, decía Mercedes Schlapp.

El ex secretario de prensa Sean Spicer no dejó de dar su opinión, al calificar la cena como "una desgracia" a lo cual la comediante Wolf agradeció por el mismo medio.

Sin embargo, muchos quisieron poner de manifiesto que ante las críticas y vejaciones que muchos grupos, no solo la prensa, han sufrido durante la presidencia de Trump, los comentarios pesados contra Sanders parecían una nimiedad: “Nos llaman mentirosos, llaman a los mexicanos violadores, a los musulmanes asesinos, apoyan la supremacía blanca, pero alguien se atreve a decirles en la cara lo que hacen y ahora resulta que son héroes por no pararse e irse de la cena”, decía el famoso libretista Kumail Nanjiani.

El famoso chef Anthony Bordain tuvo palabras de halago para la presentación de Wolf: "Felicitaciones a @michelleisawolf por hacer que la autocomplacencia de la #WHCD sea tan dolorosa e incómoda como se merecía.

La mayoría de las críticas o alabanzas a la rutina de comedia de Wolf se centraron en el ataque a la secretaria de prensa. Sin embargo, ella también enfiló sus agudas palabras hacia los miembros de la prensa que estaba en la sala: "Están obsesionados con Trump. ¿Solían salir con él? Porque pretenden que lo odian, pero creo que lo aman".

"Él los ayuda a vender sus periódicos, sus libros y su televisión", continuó Wolf. "Ayudaron a crear este monstruo, y ahora se están beneficiando de él. Y si se van a beneficiar de Trump, al menos deberían darle algo de dinero porque no tiene".

Nadie parece del todo de acuerdo frente al nivel de los agravios. Mientras Anthony Scaramucci, ex director de comunicaciones de la Casa Blanca, le exigió a la Asociación de Corresponsales ofrecerle una disculpa a Sanders, algunos simplemente hacían notar en las redes sociales que medios reputados como The New York Times ni Buzzfeed habían decidido no participar de la cena justamente para evitar este tipo de discusiones y polarizaciones.

n 2009, en la primera cena de corresponsales que cada año celebran en Washington los periodistas que cubren la Casa Blanca y a la que atienden el Presidente y la Primera Dama, Michelle acudió con un vestido rosa de Michael Kors, de nuevo eligió un diseñador americano.

#CasaBlanca

Contact

Created By:
 

 

All rights reserved 
Call 1 917 503 3132
New York, NY U.S.
www.mundonetmedia.com

MundoNet Radio New York

© 2016 MundoNet Radio  L.L.C. All rights reserved.
  • White Instagram Icon
  • White Twitter Icon
  • White LinkedIn Icon
  • White Facebook Icon