Recent Posts

Estas son 15 Reglas de Cortesía Más Importantes


Las reglas de cortesía han evolucionado con el ser humano, aun cuando en muchas sociedades estas normas hayan quedado relegadas a segundo plano, la comunicación y todo lo que ella supone, son la base sobre la cual se sustentan la mayor parte de las actividades de nuestra vida social.

En este sentido, a través del lenguaje se materializa la comunicación, sin embargo, para realizar una buena interpretación de lo comunicado, no bastan solo palabras.

Realizar una buena interpretación no se nutre únicamente de la traducción del sentido semántico de las palabras, sino que a la vez requiere un proceso mental basado en aspectos como la palabra, los gestos, códigos, tratamientos y sobre todo la cortesía.

Esta última es un conjunto de normas sociales que han sido establecidas por los miembros de una comunidad y que tienen como fin regular el comportamiento de los individuos para favorecer algunas formas de conducta y corregir otras.

En la época actual, resulta increíble observar el contraste entre la ausencia de buenos modales y cortesía de algunas personas que muchas veces es suplida por modos insultantes o grotescos, y el atractivo de aquellas bien educadas que saben tratar con otras personas en un ambiente común. Es por eso que para convivir en armonía con nuestros iguales en el medio donde nos desenvolvemos.

15 reglas de cortesía básicas pero importantes

1- Saludar

Como bien sabemos, el saludo es, además de una forma de cortesía, una demostración de afecto y amabilidad.

Cuando una persona se encuentra en un lugar concurrido es correcto dar los buenos días o buenas tardes aunque no se conozcan a las personas presentes, en la calle en cambio solo se acostumbra saludar a los conocidos y el tipo de saludo va a depender del grado de amistad o relación personal o profesional y siempre debe ser respondido dicho saludo.

2- Puntualidad

Esta es una de las normas más elementales de la cortesía, ya que como seres humanos somos desconsiderados al hacer esperar a otras personas.

Cuando esta falta ocurre se crea la sensación de robar el tiempo de los demás que bien pudo ser aprovechado de una manera mucho más productiva.

Con respecto a la puntualidad y su valor, también se debe evitar generar la sensación de que vamos con prisa, en caso de tener que marcharse, se debe comunicar sin nerviosismo y con sencillez.

3- Saber escuchar

Para lograr mantener una buena conversación, no solo debemos saber de qué hablar, sino que una de las cosas más importantes es escuchar con atención y evitar tomar parte de la conversación cuando realmente los pensamientos se encuentran muy lejos.

Se debe recordar que posiblemente eso que no escuchó durante sus pensamientos podía ser lo más importante de la conversación o un factor fundamental a la hora de que el interlocutor nos pida nuestra opinión o, en casos más personales, nuestro consejo.

Un mal conversador interrumpe y desvía la conversación con diversos temas y sus relaciones sociales se convertirán pronto en superficiales y vacías. Para evitar esto es necesario ser empático y tener una buena comunicación efectiva. 

4- Sencillez

Una conducta sencilla y actitud confiada hacia los demás es uno de los elementos más esenciales para construir el trato con la sociedad; una persona sencilla se hace querer y respetar muy fácilmente ya que no existe algo que impida más las relaciones personales que una actitud arrogante y vacía de respeto.